domingo, 19 de febrero de 2017

VERY ORDINARY COUPLE

¡Buenas tardes amantes de lo asiático!

De comedias va la cosa hoy, de una película llamada Very Ordinary Couple, protagonizada por la bellísima y talentosa Kim Min-Hee. Una de esas películas que transmiten un buen rollo tal que durante toda la duración de su metraje nos hará olvidar todos los males, penas y preocupaciones que tengamos fuera de la sala. Una de esas pequeñas joyas escondidas del género que valen la pena por su  entretenimiento y buen hacer.

Si buscabais algo que os pudiera sacar una sonrisa estos días, esta es una buena opción. Las comedias suelen pecar de sacar a la palestra grandes tópicos que acaban desmontando la trama por sí solos, pero cuando se puede eludir eso y llevar la película por campos más originales o si más no propios, con un estilo marcadamente fresco y ágil, la película funciona. Este es mi ejemplo de hoy.


VERY ORDINARY COUPLE




La probabilidad de que una pareja que había roto vuelva a estar junta y tener una relación exitosa es sólo del 3%. Dong Hee y Jang Young, que habían roto cuando eran menores de edad, más tarde se dan cuenta de su amor por el otro y terminan volviendo a estar juntos. Pero, ¿serán capaces de encajar en el soporte del 3%?.

Una sinopsis basada en una estadística, que no se si será real o no, o si lo es y está basada en el país coreano. Pero dejando ese tema aparte, es una película que funciona y que tiene luz propia, aunque también es verdad que no es de lo mejor del género. Como digo, a veces la sencillez triunfa y es mucho más agradable de ver que no una trama rellena de enredos que no llevan a ningún sitio y que se pierden en su propio laberinto.




Las situaciones que veremos serán de lo más graciosas, una situaciones tan cotidianas y comunes que nos harán ponernos en la piel de cada uno de los personajes con rapidez y facilidad. La relación de la pareja también es muy bonita y como no, realista. Podríamos creer perfectamente cada una de las peleas que tienen, al igual que podemos creer los motivos de cada una de sus sonrisas, y es que la normalidad en esta película es una baza a su favor enorme.

La trama tiene algunos momentos atípicos y el final diferirá de lo normal también. Eso son dos cosas que hacen que el interés por la película crezca. Si intentamos darle una oportunidad, los primeros minutos nos pasarán volando, y el resto aún más. Especial atención a los momentos de discusiones y peleas que se desatan entre la pareja, muy divertidos. No juzguéis a esta obra por su fachada u os equivocaréis de cabo a rabo.




Las interpretaciones están a la altura, pero si alguien destaca como siempre, es Min-Hee, que deslumbra e hipnotiza, no al nivel de The handmaiden pero a un gran nivel, sin duda. Cuando tenemos a alguien capaz de crear ese ambiente y tener ese aura, estamos destinados a ver toda la historia sin quejas, y esta es una de esas ocasiones. Solo os pediré que al ver el personaje de ella intentéis pensar que haríais si fuera vuestra novia, os dará una profundidad mayor al intentar comprender tanto al chico como a ella.

En el papel del chico tenemos al actor Lee Min-Ki, conocido por sus papeles en Monster, donde está soberbio haciendo de joven asesino con una psicosis mucho más que aguda y en Chilling Romance, otra comedia romántica que le ha ayudado a sentar las bases de sus posteriores personajes en el género. Y el de esta película es un papel realmente divertido. Un actor joven que tiene aún una larga carrera por delante.




El director es Roh Deok (curioso nombre, por cierto), el cual nos contó otra interesante historia en The exclusive: Beat the devil's Tattoo, donde un periodista se vuelve famoso a nivel nacional al haber escrito un artículo que relata el caso de un asesino, pero que en realidad descubrirá que es parte de una novela y tendrá que comenzar a investigar antes de que se descubra la mentira.

No se si este director seguiré haciendo mucho cine o si será cuestión de un par de éxitos o intentos, pero como siempre digo, tiempo al tiempo, todo puede suceder y hay que tener el ojo puesto en los nuevos nombres del cine coreano.




Una recomendación la de hoy que espero que os haga sonreír en más de un momento y que os haga pasar un buen rato tanto en familia, como con amigos o simplemente solos, porqué se puede disfrutar de todas las maneras.


TRÁILER DE VERY ORDINARY COUPLE:




FICHA TÉCNICA DE VERY ORDINARY COUPLE:

Título original: Yeonaeui wondo (Very Ordinary Couple)
País: Corea del Sur
Año: 2013
Duración: 112 min.
Director: Roh Deok
Reparto: Kim Min-Hee, Lee Min-Ki
Género: Comedia Romántica / Drama 
Nota: 6'5/10


¡Hasta pronto y a ver mucho cine asiático!





sábado, 18 de febrero de 2017

LA GRAN MURALLA

¡Buenas tardes amantes de lo asiático!

Con el estreno de La Gran muralla en los cines, me dispongo a traeros un pequeño análisis y crítica de los pormenores de dicha película para que tengáis una visión algo más clara de lo que veréis en cualquier sala de los cines donde la proyecten, y a qué os aventuráis al ir a verla. No puedo decir que sea un riesgo innecesario, ya que tiene sus momentos buenos, pero es una obra que dista mucho del mejor cine de Zhang Yimou, uno de los grandes del país chino.

Sin duda, uno siempre espera productos de alto calibre al sentir los nombres que en esta película se hallan como son Matt Damon, Andy Lau o el propio Yimou, pero cuando Hollywood se mete de por medio, pervierte cualquier atisbo de calidad y desata un caos que no conviene para nada a gente de tan alto talento. Si no me creéis, podéis ver cualquier película de la filmografía de los tres nombres que he mencionado, y os daréis cuenta de ello. Pero sin más, comenzamos.


LA GRAN MURALLA




China, siglo XV. Un mercenario inglés (Matt Damon) y otro español (Pedro Pascal) son testigos del misterio que rodea a la construcción de la Gran Muralla China; ambos descubrirán que no se construyó para mantener alejados a los mongoles, sino para algo más peligroso: la mítica muralla ha sido edificada para detener la llegada de monstruos devoradores de carne humana.

La típica historia de un mercenario que en el fondo tiene un buen corazón y decide volverse un héroe con capa y espada literales. Un Matt Damon que no reluce ni destaca, pero que pone las ganas que puede en una historia tan plana y superficial que no dará margen a la sorpresa. De todo sucede en esta cinta llena de flechazos y espadazos, pero acaba siendo tan tópico que queda en un simple entretenimiento.




Si tuviéramos que destacar algo, esa es la fotografía, llena de viveza y colores, que más allá de una simple imagen, nos ayudará a reconocer elementos de la trama importantes, como por ejemplo, quién es quién dentro del ejército chino que defiende la muralla del asedio. Es verdad que los efectos especiales palidecen bastante, al igual que la historia, pero en ciertos momentos veremos ráfagas del mejor Yimou. Sobretodo en la parte del funeral multitudinario que se celebra en dicha muralla, un deleite para todos los sentidos.

Los personajes carecen de un carisma muy necesario para este tipo de obras, y es que si en una leyenda como esta no tenemos un apoyo en nuestro protagonista, nos veremos desamparados, y es que ni Damon es la alegría de la huerta ni los actores de reparto ayudan demasiado para que así sea, dejándonos incluso algunos intentos de diálogo gracioso que se quedan en una simple mueca vacía. Dicho esto, podemos olvidarnos de la profundidad de una trama que solo intenta regalarnos acción.




Todo parece un pretexto y una excusa para utilizar el tiempo bala y el fuego, aunque a veces sea molón. Los monstruos están bastante bien logrados, aunque la falta de otras especies y de variedad en el enemigo hace que todo se quede algo corto en cuanto a ello se refiere. El hecho de encontrarse con una raza que sea igual de inteligente que el ser humano es algo que no es nuevo, y llegados a este punto queremos algo más que eso.

El vestuario es excelente, la recreación de las armaduras, armas y otros elementos de la época son geniales, totalmente acertados y que relucen allí por donde pasan. Artísticamente la películas están a muy buen nivel, y es que es ahí donde Zhang Yimou saca lo mejor de sí mismo, y nos muestra el estilo y la esencia de lo que es él. Un maestro lo sigue siendo aunque viento y marea se pongan en su contra, porqué en los peores momentos hay que sacar lo mejor de uno mismo.




Del reparto, como decía, poco hay que decir, plagado de superestrellas del nivel de Matt Damon (la saga Bourne, Greenzone), Willem Dafoe (Anticristo, Plan oculto), Andy Lau (Blind detective, Protegé), Jing Tian (Pacific Rim: Uprising) y Pedro Pascal (Narcos), el cual es el acompañante durante toda la película de Damon y que pasa tan desapercibido que nos dará igual cuando no esté en plano. De Dafoe decir que tiene un papel tan patético que no sabremos por donde cogerlo. Y de los demás...de los demás podemos evitar cualquier comentario.

De Zhang Yimou nada que no sepamos, un director del que ya hemos hablado otras veces. Si deseáis saber más, leed anteriores entradas mías, que os gustarán por igual o más. Poco más que decir, un producto efectista que no va más allá del puro entretenimiento y de querer hacer dinero a costa de un público muy extenso.




Os dejo el épico tráiler del que luego no quedará nada al ver el resultado final. Os deseo un feliz visionado si le dais la oportunidad.


TRÁILER DE LA GRAN MURALLA:




FICHA TÉCNICA DE LA GRAN MURALLA:

Título original: The Great Wall
País: China
Año: 2016
Duración: 104 min.
Director: Zhang Yimou
Reparto: Matt Damon, Jing tian, Willem Dafoe, Pedro Pascal, Andy Lau.
Género: Acción / Fantástico
Nota: 6/10


¡Hasta pronto y a ver mucho cine asiático!


jueves, 16 de febrero de 2017

THE FLU

¡Buenas tardes amantes de lo asiático!

La historia de un padre que lucha por su familia, de un hombre que deberá conseguir sobrevivir en una ciudad en plena epidemia i donde nadie puede confiar en nadie. Esta es la historia de The flu, y esta es la premisa de muchas otras películas antes. No os traigo algo innovador sino simplemente algo muy bien hecho y que merece un rato de vuestro día. 

The flu es un claro ejemplo de como debe ser el buen cine de entretenimiento, con un toque de dureza típico del país coreano y alguna que otra escena impactante. Esperad lo mejor de esta cinta y disfrutad de esta epidemia sin límites en Seúl.


THE FLU (VIRUS)




Una cepa vírica se extiende por la ciudad de Seúl, y en medio de semejante caos, muchos deberán sobrevivir bajo cualquier circunstancia, incluido nuestro protagonista y su familia, los cuales se verán atrapados en la ciudad sin posibilidad de salir debido a la cuarentena que el gobierno establecerá al descubrir el brote vírico. 

La historia no establece ningún elemento nuevo ni a nivel de guión ni a nivel técnico, pero está tan bien rodada y producida que no nos importará tragárnosla con patatas. Se agradece tanto poder encontrar películas bien hechas y con un sentido, que cuando estamos ante algo así, nos metemos de lleno en ello. Y es que, en los últimos tiempos, hay muy pocas ideas y encima mal llevadas.




La verdad es que la tensión en este largometraje está muy bien llevada, en todo momento tendremos una sensación de vulnerabilidad bastante evidente, sobretodo al ver como se produce el brote vírico y lo deprisa que se extiende la enfermedad por toda la ciudad. Con esta película nos damos cuenta del peligro que corremos hoy en día por un simple virus con lo avanzada que esta la sociedad. No somos nada en este vasto mundo en el que vivimos. 

Las situaciones que veremos estarán muy bien llevadas en el sentido de que nuestros protagonistas se verán igual de vulnerables que los demás. Esa sensación de poder pensar que los personajes principales puede perecer en cualquier momento le da una nueva dimensión a la historia y hace que los nervios crezcan en nosotros por saber si todo saldrá bien o si la enfermedad ganará la partida. A parte de que contamos con el factor del egoísmo y la maldad humana en situaciones extremas, que solo empeora las cosas. 




Los personajes que nos presenta la película no son precisamente los más profundos y carismáticos del mundo, pero son lo suficientemente interesantes como para que queramos que tengan un final feliz y nos quedemos enganchados hasta el final. El reparto de la película no es el más famoso del panorama ni nada parecido y se nota, pero cumplen.

La ambientación se recrudecerá a medida que vayamos avanzando, hasta llegar a sus últimos instantes, en los que nos daremos cuenta del descontrol que se ha dado alrededor de toda la ciudad y en como al gobierno se le ha ido totalmente de las manos la situación. Es muy posible que si alguna vez viviéramos una epidemia del estilo, ocurrieran estos hechos, y que además acabara siendo una pandemia a nivel mundial, porqué por muy rápido que se actúa las cosas se van de madre con una rapidez inusitada.




En el reparto tenemos a la actriz Soo Ae (Midnight FM, The sword with no name), al actor Hyuk Jang (Volcano High School, Dance of the dragon) y a la pequeña actriz Park Min-Ah (Sex is zero 2) y a un secundario de lujo llamado Yoo Hae-Jin (Veteran, The unjust), que seguramente sea la cara más conocida de todos ellos.

De director, Kim Sung-Su, tenemos Musa the warrior y Asura: The city of madness, dos películas que han pasado algo desapercibidas en el panorama, pero que desprenden una buena calidad. No hay mucho que comentar del equipo en si, así que no me andaré con más. preámbulos y os dejaré con el tráiler de la película más abajo.




Cine de catástrofes de gran calidad para una tarde de gran entretenimiento.


TRÁILER DE THE FLU:




FICHA TÉCNICA DE THE FLU:

Título original: Gamgi (The flu)
País: Corea del Sur
Año: 2013
Duración: 122 min.
Director: Kim Sung-Su
Reparto: Soo Ae, Yoo Hae-Jin, Park Min-Ah, Hyuk Jang
Género: Drama / Catástrofes / Pandemias
Nota: 8/10


¡Hasta pronto y a ver mucho cine asiático!


martes, 14 de febrero de 2017

KUNG FU BASKET

¡Buenas tardes amantes de lo asiático!

Hoy os traigo lo que es una película mediocre, con poco gancho por no decir ninguno y con un aire de que algo anda mal que no se puede negar. Proviene de Taiwán y sé que ayer mismo os traje una del mismo país, pero es que me gustaría ahondar un poco más en las carencias del mismo, antes de comentar lo más destacado. Siempre es bueno encontrar defectos antes que las virtudes para poder mejorar, aunque a veces, como en este caso, sea difícil mejorar por el trayecto que lleva.

Una película que pretendía ser la adaptación del famoso manga Slam Dunk y que se quedó a medio camino de todo, como tantas otras películas que intentaron llevar a cabo adaptaciones de mangas famosos. Pocos largometrajes han conseguido plasmar la historia de un cómic de manera digna y divertida y esta no es la ocasión. Dirigida por un director mediocre, Chu Yen-Ping, que tiene demasiadas carencias y poco talento.


KUNG FU BASKET




“Kung Fu Dunk” es la adaptación cinematográfica del manga y anime “Slam Dunk” de Takehiko Inoue. Sin embargo, para evitar problemas legales, el film fue renombrado como “Kung Fu Dunk”. La historia se centra en un huérfano estudiante de Kung Fu que se convierte en un exitoso jugador de baloncesto. 

La película es una co-producción entre Hong Kong y la compañía japonesa Kadokawa Pictures y contó con un presupuesto de 10 millones de dólares. Para empezar, me parece una salvajada que la película tuviera tal presupuesto y saliera esta brutal mierda sin sentido. Realmente no puedo entender en que se basaron, porqué no sigue la historia del manga y ni mucho menos mantiene nada de la trama real. Los actores no son de segunda fila, sino de tercera, y están muy por debajo del mínimo que debería exigirse a una actor.




Los personajes están carentes de personalidad o de carisma, cuando en el cómic teníamos montones con gran fondo y profundidad. Es una lástima partir de una idea base tan buena y desperdiciar todos los recursos en hacerlo tan mal. Jay Chou parece totalmente perdido en esta película, y es que el tema del Kung Fu no tiene ningún sentido aquí (teniendo en cuenta que en el cómic no había nada de artes marciales), un elemento que podrían haber evitado fácilmente, pero las ideas escaseaban.

No podemos permitir que las productoras apuesten tan fuerte por proyectos tan flojos, es de juzgado de guardia, porqué muchos directores y equipos podría hacer auténticas virguerías con tal montón de dinero. Los efectos especiales son patéticos y nada creíbles, aunque la película no esté hecha para creértela. Además las situaciones rozan la vergüenza ajena y nada más empezar querremos verla acabar.




Ni siquiera la portada de la película nos hace augurar nada bueno, con unos tintes muy de serie b que luego se cumplen, pero doblándose. La verdad es que en Taiwán ya se intentó hacer alguna que otra adaptación, la más conocida y famosa (por ser infame y penosa) fue Dragon Ball: Comienza la magia, basada en el más famoso manga de la historia, Dragon Ball. Y el resultado fue dramático, causando traumáticas experiencia para quien la viera. No os recomiendo hacerlo.

Deberíamos dejar ya las adaptaciones de cómics y centrarnos en ser originales, todo tiene su lugar...o como mínimo que si se hace, se haga con respeto y calidad. Una calidad mínima siempre es exigible por el bien de todos. Poco diré de sus actores ya que me parece una pérdida de tiempo, pero tenemos a Jay Chou (Ahora me ves 2, The viral factor, The green hornet) como protagonista, que no tiene mala carrera pero que siempre podría mejorarse. También está la actriz Charlene Choi (The twins effect, Triple Tap, Sara) y el actor Eric Tsang (Monster Hunt, Aberdeen, Ip-Man: the final fight ) acompañando.




Comento también que el director se incluyó el mismo en el reparto y desarrolla un papel que también era bastante evitable. Podría haberse concentrado más en la cinta en vez de perder el tiempo y desconcentrarse así, que buena falta le hacía. Como decía, Chu Yen-Ping, es un director falto de talento, y puede que le esté quitando la oportunidad a otros que si merezcan estar donde esté él, pero supongo que los tratos de favor andan en todos lados.

No puedo deciros que esta película tiene virtudes, así que espero que no caigáis en el error de perder el tiempo con ella. A veces hay que cometer errores para poder seguir adelante, pero a veces cuando solo se cometen errores sin ninguna mejora, lo mejor es dejarlo, y eso es lo que debería ocurrir con películas y carreras así, mejor dejarlo.




El tráiler os dejará un esbozo de lo que puede dar de si esta gran decepción. Y por favor, espero de verdad que en el sudeste asiático dejen de meter artes marciales en todos lados, hay momentos en los que se ha de saber parar.


TRÁILER DE KUNG FU BASKET:




FICHA TÉCNICA DE KUNG FU BASKET:

Título original: Guan Ian (Kung Fu Dunk)
País: Taiwán
Año: 2008
Duración: 100 min.
Director: Chu Yen-Ping (aka. Kevin Chu)
Reparto: Jay Chou, Bo-Lin Chen, Eric Tsang, Charlene Choi
Género: Comedia / Ciencia-ficción
Nota: 2/10


¡Hasta pronto y a ver mucho cine asiático!


lunes, 13 de febrero de 2017

EL SABOR DE LA SANDÍA

¡Buenas tardes amantes de lo asiático!

Hoy os traigo una de esas películas eróticas que o se odian o se aman, pero que no tienen posibilidad de dejaros con la opinión en un punto medio. Unos dicen que es tediosa y otros que es transgresora, ¿pero hasta dónde podemos definir una película taiwanesa de bajo presupuesto y alto contenido adulto, dirigida por uno de los grandes del cine taiwanés?

La respuesta la intentaremos dejar clara en esta entrada, aunque como siempre digo, por muy objetivo que uno sea, siempre tiene un punto de subjetividad y también añadiré por ello, mi propia opinión intentando ser justo con todo lo que vaya comentando.


EL SABOR DE LA SANDÍA




Taiwán sufre una terrible sequía. En televisión se dan instrucciones para ahorrar agua al mismo tiempo que se promueve el consumo de zumo de sandía. Sin embargo, cada uno tiene sus propios métodos para encontrar agua.

Una curiosa historia sobre el sexo y la sandía, una combinación que el director pensó que funcionaría y que bueno, funciona a ratos, aunque en otros diríamos que es una bizarrada sin sentido más que otra cosa. Una producción de calidad más bien baja y que nos deja perplejos por su temática desde el minuto 1. Además debo avisar que el ritmo de esta película es de todo menos rápido, así que cuidado.




Podríamos considerar esta película como una rareza de las que últimamente nos entrega el sureste asiático. Un sureste asiático que en los últimos años nos ha dejado demasiadas obras extrañas de las que no sabemos que opinar por su naturaleza inexplicable. Eso es jugar con la suerte y es que cuando difieres mucho de un patrón solo pueden ocurrir dos cosas, o triunfas o sucumbes, y a veces el producto es tan incomprensible que no puedes hacer ninguna de las dos cosas, dejándolo en un limbo cinematográfico que comienza a llenarse demasiado de cosas así.

De El sabor de la sandía hay poco que decir, solo una opinión personal que no será muy objetiva, y es que con esta película me pasa que no se como definirla ni describirla. Debe ser la primera vez que me ocurre esto aquí aunque haya otras películas con las que me siento igual. Lo importante sería dejar claro si vale la pena o no verla, y para mí es un no. No creo que vaya a aportar nada el echarle un vistazo, más que dejarnos con una cara de tontos contundente.




No hay mucho destacable desde mi unto de vista a parte de la ida de olla de la premisa. La sinopsis podría parecer algo interesante si nos la tomáramos al pie de la letra, pero nada más lejos de la verdad cuando vemos si quiera la primera escena de la película. Esa escena para mí aniquila todo el conjunto, y es que te causa tal adormilamiento que no puedes seguir viendo más. Cuando dije que el ritmo era para tenerlo en cuenta, no lo decía porque si. Es todo tan lento y silencioso que pensaremos que estamos en un museo más que en una obra audiovisual.

Eso para ninguna película es bueno, o la menos no si no lo sabes llevar. A veces se hace uso de la pausa de manera equivocada y se intenta llevar a cabo la transmisión de un mensaje de manera poco fructífera, aunque aquí dudo que haya ningún mensaje, sinceramente. ¿Es pretenciosa? Si, en mi opinión lo es. Es verdad que este cine tiene su público, pero no soy parte de él. No digo que sea ni mala ni buena, simplemente que no me aportó nada al verla, quiero dejarlo claro.




Como digo, hoy no será el análisis más perfecto ni más profesional, pero no me sale hacerlo con esta película. Puedo comentar sobre el reparto que está comprendido por la actriz Chen Shiang-Chyi (Exit, Stray Dogs, Good Bye Dragon Inn), el actor Lee Kang-Sheng (No no sleep, Journey to the west, Stray Dogs), la actriz Lu Yi-Ching (Stray Dogs, The skywalk is gone). Todos ellos tienen un punto en común, no han hecho cine fuera de Asia, bueno, una película alemana llamada Ghosted que hizo Lu Yi-Ching, pero nada más. Así que, si intentáis saber quienes son, está difícil el tema.

El cine taiwanés necesita mucho más que lo que se está viendo actualmente, porqué podría dar mucho de si. La mayoría del reparto ha trabajado antes con el director de esta película Tsai Ming-Liang, el cual tiene una reconocida carrera, de las que destacan Stray Dogs y Good Bye Dragon Inn, mucho mejores que la que hoy nos ocupa. Otro día tocaré ambas.




Siento no ser muy preciso en mis argumentos, pero en esta ocasión encontraba mejor dar mi opinión subjetiva que objetiva aunque lo haya intentado. Esperemos que podamos ver mejor cien taiwanés en adelante.


TRÁILER DE EL SABOR DE LA SANDÍA:




FICHA TÉCNICA DE EL SABOR DE LA SANDÍA:


Título original: Tian bian yi duo yun (The Wayward Cloud)
País: Taiwán
Año: 2005
Duración: 112 min.
Director: Tsai Ming-Liang
Reparto: Chen Shiang-Chyi, Lee Kang-Sheng, Lu Yi-Ching
Género: Comedia / Drama / Musical
Nota: 5/10


¡Hasta pronto y a ver mucho cine asiático!